¿Cómo encontrar el nido de los pececillos de plata?

Dentro de la diversidad de insectos que puede haber en nuestro hogar, los pececillos de plata o Lepisma saccharina quizá sea uno de los más difíciles de encontrar. Son una especie inofensiva que es como un gusano con antenas de color plata. En realidad, no supone ningún problema, pero si vemos que el número es cuantioso quizá nos convenga saber dónde anidan los pececillos de plata y si vemos que la situación es grave, ponernos en contacto con una empresa de control de plagas.

A pesar de su aspecto, los pececillos de plata se alimentan de cartón, papel etc., por lo que no representan ningún problema para las personas.

Eso sí, como hemos dicho una líneas más arriba si vemos que su número es cuantioso o que día sí y día también los vemos, quizás haya que pedir ayudar a profesionales. Ellos analizarán la situación y establecerán un tratamiento de desinsectación para erradicar de raíz la situación.

¿Dónde están los nidos de los pececillos de plata?

El problema de este insecto es que es un animal nocturno, por lo que su localización no resulta sencilla. Además su tamaño no suele ser muy grande, pueden llegar hasta 12 milímetros, por lo que dar con ellos no es sencillo.

De todas formas, si queremos asegurarnos de su erradicación, lo mejor es dar con los nidos de este insecto. La ubicación ideal de esta especie es estar alejada de la luz y del exterior. Por eso se suelen guarecer en los marcos de las paredes, ventanas, grietas, rodapiés etc. Como ves, son lugares de difícil acceso por lo que eliminar esta plaga no resulta sencillo. De hecho, dependiendo del grado de infestación, hay algunos trucos que nos permitirán eliminar este insecto. Eso sí, si la situación se agrava, lo mejor es ponernos en manos de una empresa de control de plagas.

¿Cómo eliminar pececillos de plata de forma natural?

Antes de ponernos a citar algunos remedios caseros que sirvan para controlar este escenario, hay que decir que los pececillos de plata están muy relacionados con la humedad. Teniendo en cuenta estos aspectos, el primer consejo es que en la casa, además de estar limpia, tenga una buena ventilación.

Otro lugar donde podemos encontrarlos es en pequeñas grietas. Al igual que las cucarachas aprovechan cualquier rincón para refugiarse, así que un remedio eficaz es sellarlas y evitar que accedan. Por último, hay dos sustancias que son especialmente dañinas para esta especie: el alcohol etílico y el ácido bórico. Puedes rociar las esquinas de las habitaciones o donde los hayas encontrado. Eso sí, cuidado con el ácido bórico sobre todo si tenemos mascotas en casa. De hecho, no es recomendable su empleo si contamos con animales domésticos.

A pesar de que los pececillos de plata resultan inofensivos, no es del agrado de nadie tener un problema con este insecto. De todas formas si queremos una solución definitiva, lo mejor es confiar en una empresa de control de plagas. Ellos resolverán nuestras dudas y aplicarán un tratamiento que elimine a este insecto. Por eso, si no queremos alargar la situación, ponernos en contacto con profesionales es la solución definitiva a la presencia de la lepisma saccharina.